Anclajes

Los anclajes representan un medio fundamental para reforzar y sostener taludes formados por terrenos y rocas fracturadas inestables, y para garantizar la estabilidad de diversos tipos de estructuras de gravedad, donde las mismas pueden sustituirse por los elementos o estructuras ancladas al terreno, logrando el equilibrio mediante la transmisión de fuerzas externas a la profundidad diseñada.

Los anclajes inyectados con tirantes formados por cables o barras de acero, capaces de transmitir esfuerzos de tracción desde la superficie del terreno hasta una zona inferior del mismo mediante inyección de lechada de cemento, representan el tipo de anclajes con el uso más frecuente en geotecnia. Están formados básicamente de cabeza y placa de apoyo, zona libre y zona de anclaje o bulbo:

  • Cabeza de anclaje: transmite el esfuerzo a la estructura anclada.
  • Zona libre: es la parte donde la armadura metálica esta independizada del terreno y/o lechada que la rodea, lo que permite una deformación libre al aplicarle la carga.
  • Zona de bulbo o zona de anclaje: transfiere la carga al terreno

La calidad de los tirantes de los anclajes empleados por KELLER CIMENTACIONES, S.L.U es:

  • Barras de acero de limite elástico superiores a 500 MPa.
  • Cables de acero trenzado de Φ 0.6” y calidad ST-170/190

El empleo de anclajes al terreno tanto provisionales como permanentes constituye en muchas ocasiones una adecuada solución técnica con importantes ventajas tanto en el plazo como en el coste final de la obra.

KELLER emplea en función del tipo de terreno y vida útil de los anclajes distintos tipos de inyección en la zona del bulbo: Inyección Única (IU), Inyección Repetitiva (IR) e incluso Inyección Repetitiva y Selectiva (IRS)

Trabajos/Anclajes