Inyecciones de Galerías y Cavernas Subterráneas

Las presas pueden tener varios tipos de galerías: de drenaje, presión, auscultación, tratamiento del macizo, etc. 

Dentro de las galerías destaca la galería de presión, que es el túnel por el que se conduce el agua del embalse, desde la torre de toma hasta la turbina, en un salto hidroeléctrico.

Es un conducto que generalmente está revestido de hormigón y que termina en un tramo blindado antes de la turbina.

El tratamiento de una galería de presión es probablemente el más completo de todos y sirve para ilustrar el trabajo a realizar

Ejecución de los Tratamientos en Galerías y Cavernas Subterráneas

El tratamiento de una galería de presión tiene 2 fases: la primera, una inyección de relleno del contacto roca-hormigón, y la segunda, una aureola de consolidación alrededor del túnel.  En el contacto roca-hormigón se pueden formar huecos durante el hormigonado, especialmente en la clave en la que el peso el hormigón tiende a separarlo de la roca.

La ejecución de una galería siempre supone practicar un vacío en el macizo que descomprime la roca a su alrededor provocando fisuras.  Este fenómeno puede magnificarse por el método constructivo (voladura, picado, etc.).

El tratamiento del contacto roca-hormigón se realiza a través de taladros cortos perforados en el trasdós y de la inyección de una lechada espesa o incluso de mortero de cemento. La consolidación del macizo alrededor de la galería se logra perforando secciones de taladros radiales e inyectando lechada.

El tramo blindado requiere una inyección adicional del contacto blindaje-hormigón. Esta inyección se realiza a muy baja presión a través de agujeros roscados en el propio blindaje. Después se bate con un martillo de goma todo el blindaje para localizar huecos que hayan podido escapar a la inyección, y una vez localizados, se inyectan previa apertura de nuevos agujeros roscados en el blindaje.  La dificultad estriba en rellenar los huecos sin “arrugar “ el blindaje por un exceso de presión.

Finalmente se roscan los tapones para dar continuidad al blindaje. Este trabajo es muy delicado, de manufactura manual y requiere personal muy especializado. La inyección de una caverna, por ejemplo las centrales en caverna, sigue las mismas pautas que para una galería de presión, aunque a una escala mayor.

Tratamiento en galerías y cavernas en presas

Equipos Empleados

KELLER CIMENTACIONES, S.L.U., tiene el equipamiento óptimo para perforar en galerías: tipo Jumbo con brazo articulado para secciones grandes, sobre orugas con mástil giratorio para secciones medianas, martillos mineros para secciones pequeñas, etc.

La inyección se realiza con control informático de los parámetros para evitar los temidos golpes de presión y facilitar el registro de los datos necesarios para estudiar la efectividad del tratamiento. La lechada se fabrica en plantas compactas con mezcladoras coloidales de alta turbulencia.

La ejecución de los trabajos se realiza siguiendo un protocolo de actuación ajustado a la norma ISO 9001 y ejecutado por personal altamente cualificado y con la experiencia necesaria.

Finalmente, la experiencia de nuestro personal es el factor fundamental para asegurar el éxito del tratamiento.

KELLER CIMENTACIONES, S.L.U., tiene más de 30 años de experiencia en el tratamiento del macizo rocoso alrededor de una galería o caverna.

Tratamientos en presas > Galerías y Cavernas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies