Inyecciones de Impermeabilización de la Cimentación

KELLER CIMENTACIONES, S.L.U., ha impermeabilizado la cimentación de todo tipo de presas en las condiciones más diversas: carga de completa de agua, grandes vías de agua en el subsuelo, roca sana a degradada, existencia de cavidades o “karsts”, etc.

La impermeabilización del cimiento de una presa reduce la permeabilidad del macizo rocoso  disminuyendo a su vez los efectos perniciosos del flujo de agua en el subsuelo: erosión del relleno de discontinuidades, generación de subpresión reduciendo la estabilidad de la superestructura, pérdida de agua embalsada, etc.

Habitualmente se ejecuta después del tratamiento de consolidación y la impermeabilización se consigue rellenando con lechada de cemento las discontinuidades más finas del macizo y profundizando por debajo de la consolidación.

La ejecución de la cortina de impermeabilización se realiza por el método de cierre progresivo dando lugar a tantas fases de inyección como sean necesarias para alcanzar los criterios de proyecto.  Primeramente se perforan e inyectan perforaciones primarias, que de no alcanzar el criterio de estanqueidad requerido, se complementan con nuevas perforaciones e inyecciones secundarias ejecutadas a media distancia entre las primarias.  Y así sucesivamente, terciarias, cuaternarias, etc., hasta cumplir con el proyecto.

PRESAS-IMPERMEABILIZACIÓN-Croquis-keller-cimentaciones-

Impermeabilización del cimiento de una presa.La impermeabilización de la cimentación de una presa es necesaria para limitar los efectos perniciosos de la circulación de agua por el macizo rocoso del subsuelo.

Ejecución del Tratamiento

En muchos casos la evaluación del resultado de una impermeabilización requiere la ejecución de pruebas de permeabilidad tipo “Lugeon”, consistentes en inyectar agua a presión en el macizo con el objeto de estimar su permeabilidad.

El tratamiento puede ejecutarse desde coronación o desde las galerías del cuerpo de presa.  Las perforaciones se orientan para interceptar las discontinuidades del macizo a la vez que forman un plano impermeable, llamado cortina, ligeramente inclinado hacia aguas arriba.

Una cortina de impermeabilización sigue las pautas básicas de una inyección: perforación de  taladros a través de la zona del macizo a impermeabilizar, instalación del dispositivo de inyección dentro del taladro (obturador) e inyección.

La inyección puede realizarse en fases ascendentes, esto implica perforar el taladro en toda su profundidad e inyectar por etapas de abajo a arriba, o en fases descendentes, perforando e inyectando el taladro en etapas de arriba a abajo.  Las fases descendentes suponen reperforar el tramo inyectado previamente.

Todo el proceso de inyección está informatizado:  la lechada se fabrica en plantas automatizadas y programadas para cumplir con las mezclas de proyecto,  la inyección a pie de taladro se controla con un ordenador de obra programado para cumplir con los parámetros de la inyección y registrar los datos más importantes,  y terminado el día los datos de fabricación y de inyección se vuelcan en un ordenador facilitando el seguimiento del tratamiento y el estudio estadístico del resultado.

Equipos Empleados

KELLER CIMENTACIONES S.L.U., dispone de equipos de perforación para perforar desde los bloques, a cielo abierto, o desde las galerías del cuerpo de presa, en mina; con recuperación de testigo o a destroza; desde diámetros pequeños (2”, AQ) a grandes (4”, HQ); en cualquier orientación, etc.

Nuestras plantas de fabricación tienen capacidad para fabricar diferentes dosificaciones y volúmenes.  La gama de bombas de inyección permite inyectar con precisión y control desde pequeñas a grandes cantidades. Nuestros procesos están acreditados por la norma ISO 9001 y responden a criterios de calidad, funcionalidad y productividad

Inyecciones de Impermeabilización > Tratamiento de Presas